Día Nacional del Pan Francés – 21 de Marzo

Día Nacional del Pan Francés - 21 de Marzo

El pan francés puede rastrear su origen en un conjunto de circunstancias bastante improbables. Gracias a una ley aprobada en 1920 que prohibía a los panaderos trabajar antes de las 4 am, los viajeros matutinos necesitaban un nuevo tipo de pan. ¡Voila! Nació el pan francés. Por suerte para usted, el Día Nacional del Pan Francés, que se celebra anualmente el 21 de marzo, es la oportunidad perfecta para disfrutar de este pan único que es característicamente crujiente por fuera y deliciosamente pastoso por dentro.

Cronología del Día Nacional del Pan Francés

300 a. C. – Levanta el pan

Los antiguos egipcios comenzaron a utilizar levadura en el pan, alterando los panes típicamente planos (naan, pita, tortillas) y haciéndolos más esponjosos.

800 a. C. – El grano es molido

Los mesopotámicos crean la molienda, un proceso que todavía usamos hoy para crear harinas, apilando dos piedras circulares planas una encima de la otra para moler el grano.

1917 – El pan se industrializa

Otto Rohwedder, joyero itinerante, inventa la primera cortadora de pan mecanizada.

1928 – Pan moderno

Si bien se vio por primera vez con cierta vacilación, la cortadora de pan de Rohwedder se incorpora a las fábricas, lo que revoluciona la industria de fabricación de pan para siempre.

Actividades para el Día Nacional del Pan Francés

Hornee primero, luego pártalo

Aunque puede celebrar con un poco de pan francés comprado en la tienda, no hay nada como el auténtico y fresco. No solo será humeante y delicioso, sino que si nunca antes ha hecho pan, terminará el Día Nacional del Pan Francés sintiéndose realizado y orgulloso de sus habilidades para hornear recién aprendidas.

Incorporarlo en cada comida

El pan francés es perfecto en cualquier momento del día, así que ahora tienes la oportunidad de comerlo todo el día, en cada comida. Úselo para un sándwich de huevo por la mañana, verduras o embutidos para el almuerzo, o moje una rebanada en la sopa a la hora de la cena.

Partir el pan con los compañeros de trabajo

Reclute a algunos compañeros de trabajo para que le ayuden a traer golosinas de pan francés para la oficina. Designe personas para que traigan canastas llenas de rebanadas de pan para bocadillos durante el día, bocadillos para el almuerzo y horneen (o compren) giros de pan francés con chispas de chocolate como un dulce.

5 Datos franceses sobre el pan francés

“Dip francés”

A los franceses les encanta mojar pan francés en café o té caliente.

No se requiere placa

La comida en un plato y en una mesa suele ser un no-no, pero con el pan francés, la etiqueta exige que se coloque directamente sobre la mesa.

Tienen sus propias bolsas de baguette

Debido a su forma única, el pan francés generalmente se lleva debajo del brazo, por lo que es normal tener una bolsa de baguette en Francia.

El pan francés es un vehículo de postre

A los franceses les encantan los postres y han descubierto que el pan francés es el recipiente perfecto para las chispas de chocolate.

No pueden esperar

Es normal que los franceses rompan, o muerdan directamente, su pan francés incluso antes de llegar a casa.

Por qué se celebra el Día Nacional del Pan Francés

Es deliciosamente específico

El pan francés no solo es deliciosamente delicioso, hay algunos criterios importantes que intervienen en su creación. Por ejemplo, debe tener entre 5 y 6 centímetros de ancho, 65 centímetros de largo, tener un exterior dorado y un interior marfil.

Es una excusa para cargar carbohidratos

Como si realmente lo necesitáramos. Pero dado que el pan suele ser lo primero que se pierde cuando se trata de reducir el peso o la hinchazón, esta es una oportunidad para disfrutar sin sentirse culpable. Sin embargo, cuando se trata de panes, hacer pan francés es lo más estricto posible; de hecho, en 1993 el gobierno francés promulgó una ley denominada “Décret Pain” que prohíbe el uso de aditivos o conservantes. Además, debe hornearse en el local donde se vende y solo puede contener los siguientes cuatro ingredientes: levadura, harina de trigo, sal y agua.

Es una oportunidad para probar nuevas recetas

Ya sea que hornee su propio pan francés o simplemente lo incorpore a una nueva receta, intente salirse de la norma y pruebe cosas nuevas. Por ejemplo, intente preparar un budín de pan francés, una pizza de pan francés o un pan de ajo.

A %d blogueros les gusta esto: